UN PRITZKER A LAS RAÍCES

12 Marzo, 2017 Arquitectura

El pasado 1 de Marzo el estudio catalán RCR Arquitectes fue nombrado ganador del Premio Pritzker 2017, convirtiéndose así en el segundo estudio español al que se concede este prestigioso galardón.

Resulta intrigante y significativo que en la época actual se conceda este premio a un estudio que propone, en palabras de ellos mismos, “una mirada hacia el paisaje, una búsqueda de lo primigenio, de lo esencial”. ¿Nos encontramos ante un nuevo cambio de dirección de la arquitectura en contraposición a la ultra-modernidad y el high-tech?

El estudio se establece en 1988 en Olot, el pequeño pueblo natal de sus componentes, Rafael Aranda, Carme Pigem y Ramón Vilalta, y la mayor parte de sus obras se sitúan en Cataluña, lo que les hace consecuentes en su compromiso con el lugar y su narrativa, resistiéndose a la llamada de la ciudad para mantenerse conectados a sus raíces.

Sus obras tienen en común una especial sensibilidad hacia el lugar y una profunda conexión con el entorno, proveniente del análisis y la comprensión de sus componentes (historia, costumbres, cultura), así como de su relación con la luz, la sombra y los colores a través de las estaciones. La elección de materiales y geometrías tiene por objeto resaltar las condiciones naturales y llevarlas al edificio. Los espacios están pensados desde la perspectiva del usuario, por lo que siempre resultan espacios útiles y de gran acogida por parte del público.

El estilo de RCR ha sido descrito como brutalismo sintético, haciendo principal hincapié en la materialidad y las técnicas constructivas, creando espacios en total diálogo con sus respectivos contextos. El uso de materiales como el acero cortén, la piedra sin desvastar, el hormigón visto, o el vidrio en grandes proporciones, nos lleva a un enraizamiento con el Movimiento Moderno, pero con una propuesta actual, y un nuevo acercamiento a la naturaleza.

La vuelta a las raíces y la producción de una arquitectura local, en contraposición a la actual globalización, ha sido clave para la decisión del jurado. “Cada vez más personas temen que, debido a esta influencia internacional, perdamos nuestros valores locales, nuestro arte local y nuestras costumbres locales”.

La propuesta de RCR supone un grito de reivindicación de los valores culturales locales, de la integración con la naturaleza, y de la búsqueda de la pureza conceptual. Como arquitectos y como españoles no tenemos más que alegrarnos por este galardón y por lo que supone, y deleitarnos con una selección de sus mejores obras.

ARGM

 

Selección de obras realizada por plataformaarquitectura.cl

Bodegas Bell-Lloc:

Parque de Piedra Tosca:

Casa Entremuros:

Espacio Público Teatro La Lira

Museo Soulages:

Estadio Atlético Tossols Basil:

Biblioteca Sant Antoni – Joan Oliver:

Restaurante Les Colls:

Espacio Barbieri, oficina de RCR Arquitectes: